Skip to main content
Naming o creación de un nombre

¿Has tomado la decisión de montar una empresa y hacer realidad ese proyecto con el que tanto tiempo llevas soñando? La cuestión es que, además de todos los trámites y gestiones que deberás llevar a cabo, tendrás que encontrar un buen nombre para tu negocio. El nombre es un elemento imprescindible en el proceso de creación de una empresa, una tarea que es conocida como “naming”. 

Aunque puede parecer algo liviano, hay que tener en cuenta que el naming es la primera toma de contacto con el cliente, tanto desde el punto de vista visual como fonético. Pero además, es imprescindible para crear una identidad de marca robusta, sólida y reconocible. Si muchas empresas fueran conscientes de lo importante que es la percepción de esos primeros segundos en los que escuchamos o vemos una denominación, dedicarían mucho más tiempo y esfuerzo a tomar esta decisión. 

El caso es que encontrar el nombre ideal para una empresa puede llegar a ser una labor muy compleja, pero ten en cuenta que es un aspecto trascendental en el reconocimiento de la marca, ya que muchas veces es lo que hace que los consumidores recuerden rápidamente nuestra empresa y que la perciban de una manera u otra. Describe el proyecto y genera una asociación inmediata sobre los productos o servicios que ofrecemos. Con lo cual, es fundamental que el nombre sea atractivo, reconocible, eficaz y que refleje las cualidades de nuestra empresa.

¿Cuál es el mejor naming para una marca?

A la hora de buscar o inventar nombres para una empresa, es normal que nos surjan ciertas dudas, como si es preferible algo tradicional o algo innovador o si conseguiremos que refleje lo que vendemos. Podemos tener una gran experiencia en nuestro sector, pero si no sabemos plasmarlo en el nombre, posiblemente no logremos conectar con nuestro público objetivo. Así pues, lo realmente importante es que el nombre de la empresa mantenga coherencia con la marca y que sea capaz de transmitir los valores de la misma.

Para crear un naming de empresa que sea exitoso y se recuerde con facilidad no podemos dejar esta decisión en manos de la casualidad o el azar. Debemos combinar un proceso creativo de análisis conceptual con un proceso estratégico de análisis del briefing y de los datos recopilados. Es entonces cuando podremos establecer qué caminos y rutas conceptuales podemos seguir para dar con el nombre más adecuado.

Naming o creación de un nombre. Cuestiones clave para elegir el nombre de una empresa

En la actualidad, podemos encontrar empresas de todo tipo, por lo que encontrar un nombre original para nuestra empresa no resulta nada sencillo, especialmente si queremos apostar por la originalidad para diferenciarnos de la competencia. Por eso, a continuación te explicamos cuáles son las cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de escoger un buen naming:

  • Reflejar la identidad de la marca aludiendo a las cualidades y valores de la empresa. Es cierto que no es tarea fácil resumir toda esta carga de información en un único término, pero podemos llevar a cabo un proceso de conceptualización y estudio del mercado para ir descartando aquellas opciones poco interesantes y quedarnos solamente con lo esencial.
  • Libre de connotaciones negativas. Es muy importante tener en cuenta el mercado internacional a la hora de elegir el nombre de nuestra marca. Puede que en un primer momento no sepamos a ciencia cierta cuál será la trayectoria de la empresa, pero siempre tenemos que tener presente las posibilidades de crecimiento y expansión, por lo que es fundamental pensar en un nombre que funcione en otras culturas e idiomas sin que tenga connotaciones negativas.
  • Fácil de recordar. La finalidad principal a la hora de crear un nombre para una marca es que llame la atención y se identifique los nombres habituales que podemos encontrar en su sector. Por este motivo, tiene que recordarse con facilidad y que no resulte complicado de pronunciar.
  • Pensar en nuestras audiencias. Las audiencias de una empresa no están formadas solamente por su público objetivo, sino también por los proveedores, distribuidores y líderes de opinión. Con lo cual, es fundamental tener en cuenta su percepción y sus sugerencias a la hora de elegir un naming.
  • Revisa y verifica su iconicidad al detalle. Es el paso más aburrido y menos agradecido, ya es que es cuando se descartan la mayoría de las opciones. Es necesario investigar con tranquilidad en los buscadores para comprobar si el nombre ya existe y verificar si es viable desde el punto de vista registral, es decir, que podamos comprar la marca sin problema.
Abrir chat

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información.

Configuración de cookies

A continuación puedes elegir qué tipo de cookies permites en esta página web. Haz clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar tu elección.

FuncionalesNuestra página web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que funcione correctamente.

AnalíticasNuestra página web utiliza cookies analíticas para poder analizar patrones de visita de usuarios y mejorar así la usabilidad del sitio.

Redes socialesNuestra página web utiliza cookies de redes sociales para mostrarte contenidos de terceros como Youtube y Facebook. Estas cookies pueden rastrear tus datos personales.

PublicitariasNuestra página web utiliza cookies de publicidad para mostrarte anuncios de terceros basados en tus intereses. Estas cookies pueden rastrear tus datos personales.

OtrasNuestra página web utiliza cookies de otros servicios de terceros que no son analíticos, de medios sociales o de publicidad.